Hola a todos y Feliz año 2014!! ¿Qué tal han pasado esas fiestas de Navidad? uuuuuh.. mucho polvorón, mucho langostino... seguro!!. Pues ahora a compensar con el vitalinea, y dando pala!!!

Nosotros hemos aprovechado la primera ocasión que nos brindó el nuevo año, mas coincidiendo con la visita de dos miembros del Club Gran Canario, nos dimos el sábado un señor madrugón para acercarnos al sur y disfrutar de lo que mas nos gusta.

Para ello, tuvimos que soportar temperaturas de -20ºC (Por lo menos), mientras preparábamos el equipo en la avenida. Fuerte frío compadre!! Pero como ya decía alguno: "No hay dolor". Mas ganas que otra cosa, con el valor añadido de la ilusión de estrenar algunos juguetes que nos habían dejado los reyes magos.

Salvando alguna ola en la orilla nos hacemos al mar, y tras un par de paladas, entramos rápidamente en calor mientras contemplamos una imagen que ya echábamos de menos; el amanecer desde el mejor punto de vista, nuestro kayak.

Contemplando este espectáculo y vigilando de reojo la punta de la caña que hacía su trabajo a la currica, esta vez sin éxito, llegamos a las marcas repartidos en 3 grupos. Jigs al fondo, mariquita el último.

Las primeras picadas no se hicieron esperar pero hasta el momento todas fallidas para nuestra sorpresa. Poco a poco, los compañeros que probaron suerte mas lejos, se acercan con un recuento de 2 sierras y un medregal y nos vamos agrupando en torno a una marca mas que comprobada entre los 90 y los 120 metros.

Nueva picada y a mitad de camino... zas... nos vimos... La sorpresa se estaba empezando a convertir en desesperación para algunos, que con agilidad, probaban varios jigs con el mismo resultado.

Cerca, Jupitekni cual niño el día de reyes, y con sonrisa de oreja a oreja estaba de estreno y no paraba de deleitarse con el comportamiento de su nuevo equipo. El tandem Grauvell Cruiser 15Lbs + Shimano Spheros 8000 le iba de lujo y pronto empezó a darle resultados. Sierra! Sierra! Medregal! Sierra! Medregal! Uno tras otro fue enganchando piezas con fortuna.

Ya a media mañana, la actividad paró en seco, ni picadas ni señales de actividad, lo que hizo el grupo volviera a desplegarse en busca de otras piedras. Una hora mas tarde, y con la marea en todo momento como un plato, fuimos cayendo todos hacia la orilla, aprovechando las buenas condiciones para tocar por encima alguna otra técnica como la pluma o la potera con algún que otro acierto.

Las olas en la orilla habían aflojado bastante, por lo que tuvimos una salida cómoda salvo por tener que sortear el aluvión de guiris que se acercaban curiosos.

Finalmente y ya en la avenida, tocaba foto de familia con la cámara que también se estrenaba este día.

Nos deja una joya de recuerdo como es este vídeo que resume un fin de semana de madrugones, anéctotas, cansancio acumulado pero sobre todo mucha mucha diversión. (Gracias Falconeti)

 


Esperamos verles muy pronto!!!

Cordiales saludos!!