Fué allá por mayo que nuestro compañero Richard tiró la piedra. Tiró la piedra pero lejos de esconder la mano, se tiró de cabeza y juntos nos involucramos en un bonito proyecto como el de participar por primera vez en una competición oficial de nuestra querida modalidad deportiva, nuestra pasión: LA PESCA EN KAYAK.

Tras dos meses de verdadero esfuerzo por parte de algunos de los compañeros y una complicada búsqueda de ayudas por parte de empresas privadas e instituciones públicas llegó el momento.

 

Nuestro vuelo salía de Fuerteventura bastante temprano. Llegábamos todos casi a la vez al aeropuerto cargados de ilusión y con el ánimo a tope hacíamos la cola para facturar nuestro equipaje luciendo orgullosos nuestra camisa oficial de equipo diseñada para la ocasión y que captaba la atención de todo aquél que pasaba junto a nosotros.

Niños pequeños, mujeres y pescadores son quizas los 3 grupos sociales capaces de hablar durante horas sin interrupción. Esto hizo que las dos horas y media de vuelo se nos hicieran muy cortas entre historias y relatos de grandes proezas en el mar.

Hicimos escala en Madrid y tocaba desayunar.

De vuelta al avión y con la barriga llena, esta vez el sueño hizo estragos y todos dimos una cabezadita. Despertamos con el aviso de cinturones, cerca del momento del aterrizaje y entonces quedamos prendados ante lo que por las ventanillas podíamos divisar. ¡Qué bonita es Cantabria!. Esas casitas en medio del campo, ese verde que se interrumpe en el borde de los acantilados ! Un espectáculo.

Recojida de equipaje en la cinta especial de un aeropuerto mucho mas pequeño que el de Fuerteventura y allí nos esperaba nuestro compi Pau que justo pasaba allí unos merecidos días de vacaciones.

Treinta minutos nos separaban de Suances, aún sorprendidos no perdíamos detalle del paisaje.

LLegamos al hostal, un edificio bastante pequeño y enrevesado pero muy bien situado en el centro del pueblo. Un personal muy atento y amable y ... peligro... un bar en la planta baja.

Una vez descargado el equipaje y repartidas las habitaciones bajamos a la playa para conocer la zona en la que se desarrollará el campeonato.

LOS CANARIOS!!! se oye gritar desde el fondo... si, allí estaban los señores del Club de Pesca en Kayak de Valencia, un Club, a nuestro parecer, de primera división!! que nos brindó la mejor de las bienvenidas con una señora paella incluida.

Tras el almuerzo y las primeras tomas de contacto tocaba recoger a nuestro compañero Richard que llegaba en un vuelo mas tarde. Ahora si estaba el equipazo al completo!!!

De vuelta a la playa todos juntos pudimos conocer el persona a nuestro amigo Jose Manuel, presidente del Club de Pesca en Kayak de Cantabria, organizador y maestro de ceremonias del I Open Internacional de Pesca en Kayak de Suances 2015 en el que estábamos a punto de participar. Decir que sin su ayuda nuestro proyecto se hubiera visto seriamente comprometido y que quedamos eternamente agradecidos con él por las facilidades prestadas que lo hicieron posible.

Tras unas cañas con nuestro amigo y con miembros del equipo Jackson Kayak, tuvimos la oportunidad de ver como el pueblo de Suances se encontraba a tope, inmerso de lleno en sus fiestas, no cabía un alma en sus terrazas y pubs. Nosotros pedimos la cena para llevar y regresamos al hostal. Llegaba el momento de preparar equipos.

En cuanto a esto, decir que traíamos la tarea casi hecha. Sabiendo que la pesca en la Península en general, y en concreto en la Costa Cantábrica varía considerablemente en cuanto a técnicas y materiales usadas en Canarias,

habíamos estado informándonos sobre todo ello y tocaba adaptar varios aspectos que citamos a continuación. En primer lugar había que tener muy en cuenta que la zona acotada para el campeonato no era muy profunda, con una media de 25 metros, se podía conseguir tocar los 40 metros en determinados puntos bastante alejados. Predominaba la arena y las piedras eran escasas y dispersas. Olvidémonos pues de jigs de 150 y 200 gr. De hacer jigging tendría que ser muy ligero con pesos de no más de 50gr y por su puesto los bajos de linea de 62 al morral, tuvimos que colocar especiales de 35. Aún así el jigging no era la mejor de las opciones, la mayoría de los participantes optaría por el fondeo o la currica, en este caso, con señuelos de alta profundización, y una gran variedad de vinilos y mini-vinilos, nada caracortadas ni abus. El spinning sobre la espuma eraotra alternativa, pero también habría que ir muy fino.

Una vez preparado el arsenal tocaba descansar, un buen madrugón nos esperaba.

A las 5:20 sonaban los despertadores, y en el pasillo nos cruzábamos con la gente que regresaba de la fiesta. Que cosas!
A las 6:00 ya estábamos todos en la zona de salida firmando la lista y recogiendo nuestros dorsales. Una serpiente multicolor de kayaks recorría toda la dársena y se agrupaban en la rampa donde éstos eran registrados por los jueces.

Había llegado el momento!!. A ritmo suave avanzámos por la ría contemplando el espectáculo mientras nos dirigíamos al punto de control. Allí pudimos ver el gran número de participantes que se dieron cita en el evento. Una vez todos listos sonó el chupinazo y todos comenzaron a remar con rumbos varios.

Nosotros y la mayor parte de peskayeros se dirigieron a los islotes de la derecha, lo que para nosotros fué sin duda una de las mejores cosas que pudimos ver en nuestro viaje. Al rededor de ellos discurrieron nuestras dos jornadas de pesca admirando una y otra vez su belleza.

La suerte no nos acompañó esa mañana. Si bien Alvaro se dirigió a las piedras más profundas en busca de dentones, en uno de sus lances enganchó una roquera elegante que consiguió escaparse justo en la amura del kayak. Bastante mas alejado Julio no se resignaba a dejar de usar sus rapalas de la suerte aunque no profundizaran demasiado. De repente se vió en una zona de mucha actividad y varias pajareras. Probó de todo sobre ellas sin suerte para su asombro, ya de vuelta.. picadita! Tras recoger se cobró una bonita lubina de cerca de medio kilo que fué devuelta al mar.

Si, fallo por su parte, pues tras ver el primer pesaje se pudo comprobar que la pieza hubiera puntuado. Pecó de reflejos y le falló la picardía, pero bueno, una para aprender. Javi se estrenaba con dos cabrillas.

Sin mucho más, nos dirigimos a la orilla aprovechando al máximo el tiempo de la manga. La última parte del trayecto fué la peor pues para llegar a la rampa había que remar por la ria que este momento se encontraba por encima de la marea. La corriente nos complicaba el avance pues y nos lo puso dificil.

Una vez recogido el equipo, asistimos al pesaje e intercambiamos opiniones con los compañeros y los amigos de los otros clubes presentes como por ejemplo los de Asturkayak, otro Club de los grandes!

Algunos de los componentes de nuestro equipo, que nunca habían estado en Cantabria, propusieron aprovechar la ocasión y conocer un poco los alrededores, algunos lugares y sus propuestas culinarias.

Pasamos entonces una tarde relajada de turimo y descanso. Por la noche una cenita ligera mientras discutíamos sobre plantearnos la segunda jornada. Ninguno de nosotros pudo puntuar en la primera manga y eso habría que cambiarlo.

Tras comentar algunas tácticas y retocar los aparejos nos fuimos a descansar (algunos alargaron un poco la noche).

En el segundo día de competición la asistencia se había visto perjudicada presumiblemente fruto del cansancio. Nuestro equipo al completo se encontraba en perfectas condiciones y mas mótivado que nunca. Listos para la batalla!!

Si en el primer día el mar había estado en perfectas condiciones, en esta ocasión tenía un poco mas de fuerza relativa.

Aprovechando los primeros rayos de sol lo dábamos todo, y pronto Alvaro obtuvo recompensa con dos capturas tempranas a la currica. Una hermosa sierra de 1,5 kg y una elegante lubina. Esas capturas le daban serias posibilidades de estar ahí en la clasificación pero era primordial conseguir alguna captura más que en este caso no llegó. Por otro lado Pau enganchaba al jigging una sama que también logró zafarse en el último segundo. Qué mala suerte!!! Insistía después sobre a espuma de la rompiente sin frutos.

Al otro lado del peñon Julio insistía con sus jigs ligeros y soltaba un par de cabrillas muy justas de talla. Richard capturaba un pulpo, si, un pulpo que se recorrió todo el kayak saliendo finalmente por uno de los imbornales. Javier logró puntuar con una especie que nunca habíamos oído: un "Cuco" Ay! como echamos de menos nuestras bicudas o nuestros medregales!!!

La salida fué aún más aparatosa que la del día anterior, pues se formaron una serie de olas en la desembocadura del río y algunos tuvimos que salir por el lado de la playa y caminar un ratito.

Con mucha intriga y esperanza asistimos al pesaje final. Pero nuestro gozo en un pozo cuando apareció la pieza ganadora..

este "pinto" de 1,990 Kg, y varias sierras granditas que nos relegaron al 4 puesto por pieza. En cuanto a la general, el Murciano Antonio... se hacía con la victoria con 144 piezas al fondeo que sumaban 10 Kg en total.

Tras la entrega de trofeos, almuerzo, entrega de premios para todos los participantes y entrevistas en distintos medios de comunicación que cubrían el evento como MARCA, canal Caza y pesca del plus y Canal Natura.

Se ponía así punto y final a un gran Open Oficial de Pesca en Kayak muy bien conducido por sus organizadores y bajo un marco incomparable como era la Playa de Suances.

Nuestro Equipo Canario se despidió de él con un sabor agridulce, contentos por la experiencia de ser los primeros en haber colocado a Canarias en el marco de la competición nacional y haber dado la cara en el conjunto de Clubes que allí nos dimos cita. Al mismo tiempo con la sensación de haber podido salir por la puerta grande si la suerte nos hubiera giñado un ojo. Aún así, satisfecho con nuestra actuación.

Con otro paseo nocturno nos despedimos de Suances y preparamos todo para el madrugón del regreso.

(A modo de postdata, poner en conocimiento de los que algún día pretendan viajar a la península con IBERIA llevando consigo su equipo de pesca; que aunque indiquen en sus condiciones que el guardacaña va incluido en la franquicia, esto es un engañabobos, pues si llevas una maleta con tu ropa, el tubo te lo van a querer cobrar igual porque pasas de un bulto. Nos vimos dos veces en esa desagradable situación, en la ida y en la vuelta).

Ya en casa hemos recibido las felicitaciones de todos nuestros compañeros de Club y simpatizantes. También hemos podido ver nuestra experiencia publicada en diferentes medios de prensa digital y papel como por ejemplo en el periódico LA PROVINCIA y webs informativas como MARCA.COM, La Voz de Lanzarote, Fuerteventura Digital, etc...

Sin duda una gran vivencia para todos nosotros y una gran logro para nuestos Clubes Deportivos que empujados por su naturaleza competitiva miran ya al horizonte de la próxima prueba valedera para el Campeonato de España.

Agradecer todo el apoyo recibido por parte de las Instituciones Públicas, empresas privadas, compañeros y en especial al Club de Pesca en Kayak Cantabria, con Jose Manuel Peña a la cabeza por haber hecho posible nuestra aventura. GRACIAS!!!