Hola a todos. En esta ocasión relatamos una jornada algo peculiar debido a que hemos elegido una zona de pesca bastante especial.

Como todo viernes, los compañeros tanteaban en el whatsap una posible cita de pesca dadas las buenas condiciones de tiempo reinantes. El mar y el viento llevaban unos días dando una tregua y era el momento de aprovechar, así que una proposición irrumpió con fuerza; ¿qué tal una pesquita por "El Norte"?. Y el silencio se hizo...

Para quién no lo conozca, se conoce con ese término a toda la costa Noroeste de la Isla de Fuerteventura que intercala playas y calas de fina arena con espectaculares cuevas y acantilados.

Este es el aspecto habitual de este litoral donde 300 días al año reinan las grandes olas, la leva, la espuma, el reboso, las corrientes y la mar de fondo.

Aún así es un lugar muy frecuentado por los pescadores deportivos de orilla que sin duda han vivido allí tardes gloriosas y capturas espectaculares de pejerrey, bicudas, palometones, guachinangos, etc...

Todos los factores comentados hacen que sea muy complicado botar una embarcación por estas zonas, habiendo a penas tres o cuatro puntos accesibles para ello.

El kayak lo tiene algo mas fácil, así que retomando nuestro tema, y sin tenerlo aún muy claro aún, 3 de nuestros compañeros se sumaron a la proposición.

06:30 la hora acordada para el encuentro, a las 06:45 con los primeros claros del día bajábamos el equipo de los coches y acercábamos los kayaks a la orilla mientras de reojo mirábamos extrañados una marea excepcionalmente en calma.

 

Una vez en el agua, era imposible no quedar perplejo ante tal espectáculo. Esos grandiosos acantilados que algunos de nosotros habremos pateado en ocasiones con la caña al hombro, ahora vistos desde el mar. Que maravillosa sensación!.

 

Pero bueno, aquí hemos venido a pescar, así que enganchamos la muestra y a palear.

Llevábamos las espectativas bastante altas y pronto se cumplieron. En la primera pasada a la currica enganchamos una preciosa bicuda que dió bastante guerra.

Para no perder la referencia del abrigo de la playa cambiamos el sentido de la navegación y trás!! de nuevo otra bicuda. Así hasta 4 capturas a primera hora y en escasos 15 metros de profundidad.

De repente las capturas cesan y observamos que la actividad se concentra más a la orilla, así que hacia allí nos dirigimos guiados por las gaviotas que caen en picado sobre las pajareras. Por un momento nos cuesta decidir hacia donde ir, ya que los aleteos se reparten a nuestro al rededor en al menos 6 o 7 puntos distintos.

El spinning premia a Dani con su primera captura, otra bonita biduda y volviendo a la currica capturamos dos preciosos ejemplares de sierra.

El tiempo seguía bastante en calma pero la corriente comenzaba a ganar fuerza haciendo mas pesada la remada, así que decidimos poner fin a nuestra jornada. Rumbo a la orilla aún nos deparaba otra sorpresa, una última bicuda como colofón final.

Sin duda esta ha sido una de las jornadas mas entretenidas en los últimos meses a la atura de unas buenísimas condiciones de tiempo y un marco inmejorable.

He aquí un pescador contento!!. Buenas pescas! y saludos cordiales.

PD: Cuando carguen el material en el coche, no olviden la pala!!